Huayno (wuayno, huaino) Ir a Composiciones >>

Durante un viaje a la ciudad de Cuzco (Perú) el año 1997 pude conocer al compositor local Pablo Ojeda Vizcarra, quien publicó, el año 1989, su libro Guitarra Andina Peruana (30 composiciones para guitarra) en el cual incluyó innumerables wuaynos - entre otras danzas - con  títulos como Sumaq Sonqo, Qantutita, Urpillay etc.  Todas piezas cargadas de ese misterioso toque andino que hacen de esta expresión musical tan cargada de soledad, sufrimiento y extrema profundidad.

Este libro, junto a otros publicados, son enormes intentos que hacen nuestros creadores para mantener viva una tradición que debe conservarse alerta para no desaparecer ante los intentos de dominación cultural actualmente existentes. Así por ejemplo, la llamada guitarra ayacuchana -expresión musical emparentada con la guitarra andina- y su principal exponente Raúl García Zárate, es presentado como un modelo y un aporte imprescindible para que esta parte de nuestro continente latinoamericano cumpla con la intención anteriormente expuesta y se sienta reflejado y manifestado en nuestro instrumento, la guitarra.  

Guitarra Andina Peruana de Pablo Ojeda V.

Raúl García Zárate

Escuchar “Adiós pueblo de Ayacucho” (Raúl García Zárate)

El Huayno es la más auténtica manifestación cultural existente actualmente en el Perú (el término deriva de la voz quechua wuaiñu) y representa la devoción popular hacia la cultura de la tierra, siendo una fuente de inspiración para una gama enorme de compositores tanto de música clásica, popular y folclórica.

¿Cuál es el propósito entonces de incluir a este género dentro de un proyecto de composición en base a ritmos chilenos...?   Geográficamente esta danza se ubica en la llamada zona altiplánica de nuestro continente, que comprende la parte occidental de Bolivia, centro y sur del Perú, noroeste de Argentina, y norte de Chile.

Hay que recordar que Chile, Perú y Bolivia se enfrentaron entre los años 1879 y 1884 en la llamada Guerra del Pacifico, en la cual estos dos últimos países perdieron parte de sus territorios siendo entregados a Chile.    Esta parte que se anexó a nuestro país, fue justamente la zona norte (regiones I y II), lugar donde se cultiva aún esta danza con el nombre de trote.    Obviando entonces las barreras impuestas por conflictos pasados, y entendiendo la necesidad actual existente de estratégica demarcación territorial, entendemos que el Huayno no pertenece a una sola nación propiamente sino más bien a una zona geográfica determinada, el altiplano.

Organología

Los instrumentos más característicos para acompañar el Huayno son guitarras, quenas, zampoñas y el charango.

Quenas, Charango, Zampoña

Se escribe en 2/4 y se privilegian las tonalidades menor junto con el uso de la escala pentáfona.   Rítmicamente presenta un patrón muy básico, compuesto por una corchea seguido de dos semicorcheas.

Patrón básico del Huayno

Escuchar “Huallpa Changa” (Bolivia manta)

Links de interés

www.charango.cl Aquí se puede conocer más sobre este instrumento. 
www.joseluismadueno.com Página de este gran músico peruano.   En su repertorio incluye  ritmos y estilos musicales de su país.
www.raulgarciazarate.nom.pe Página oficial de este genial guitarrista.
www.huaynoperu.com Portal de folklore peruano.
www.pacoweb.net Una muy completa página sobre música andina.

Comentario sobre las composiciones

El concepto de apagado al momento de rasguear los acordes debe ser entendido para poder abordar estas piezas (ver Técnicas de S. Sauvalle, pág. 5)

Huayno I “Lejana” Audio
Huayno II “Desde todo el silencio” Audio
Huayno III “Canta el huayno” Audio

“Lejana” (Huayno I)

Corresponde al primero de los Huaynos compuestos.  Está en la tonalidad de mi dorio (mi-fa#-sol-la-si-do#-re-mi).   El tema principal, que aparece inmediatamente después de la intro (c.5) debe ser muy bien destacado y además incluir el vibrato que se indica para darle más intención y carácter al toque.
La textura que uso para toda la pieza es muy similar, donde prima la melodía acompañada por el patrón rítmico básico del género.    En el c.17 el giro melódico alcanza cierto grado climático al llegar la melodía a la nota do#.  
Los rasgueos que aparecen en esta pieza son mas bien sutiles pero consiguen darle cierto aire a la pieza (notar los apagados que están escritos).   Al final de la pieza se produce un fade out, esto es la disminución gradual en la intensidad, pero de manera natural y sin incluir ninguna variación en el tempo (ritardando o rallentando).

Duración de la pieza: 3.12
Guitarra: Eugenio González.

“Desde todo el silencio”(Huayno II)

Está escrito en do menor, y utilizo la sexta cuerda en re, para conseguir un mayor grado de profundidad armónica.   Esta sonoridad aparece en el compás 36 (nota re) aún cuando se percibe de una manera más clara desde el c.39 al 42.   El comienzo de esta pieza es muy similar al Huayno anterior.   Se establece un obstinato que va a prevalecer en gran parte de la pieza y sobre este se va estableciendo una línea melódica muy pasiva (c.5 en adelante).

La línea que va generando el bajo es muy habitual encontrarla en música popular  (importante mantenerla bien sostenida para darle una buena estabilidad armónica).   El clímax se va conduciendo gradualmente hasta llegar al c.73.   En el siguiente compás comienza una sección muy dulce, melódicamente muy rica y que la voy a ir “desdibujando” con la inclusión de una armonía un poco más rebuscada (c.95) y el clímax que está ubicado  en el c.103, aún cuando rápidamente baja a un estado anímico más tranquilo y estable (c.111).   Hay una nueva reexposición del segundo tema (c.118).   Esta sección finaliza en el c.139.   Desde ahí se produce una reexposición del tema principal hasta el final.

Duración de la pieza: 6.53
Guitarra: Eugenio González.

“Canta el huayno” (Huayno III)

Usé, principalmente, una armonía mayor (modo mixolidio).   Como en los anteriores Huaynos compuestos, presento un patrón en la introducción que se va a mantener en casi toda la pieza.   Muy alejado armónicamente de lo que se usa en el Huayno tradicional, la armonía se asocia un poco más al lenguaje del jazz y la música popular.
La melodía comienza con un alzar (c.8) y el tema está construido sobre la escala pentáfona (do#-mi-fa#-mi etc.).   Notar la indicación de vibrar de una manera exagerada la melodía de los compases 13 y 14. La ornamentación del c.24 y 26 son totalmente necesarias, muy característicos de la guitarra andina.
En el c.51 aparece un tema muy expresivo y transparente compuesto en la tonalidad de mi mayor.   Se sugiere darle una claridad melódica muy precisa ya que se trata de una sección nueva y muy cantabile.
El final de esa sección (c.61 al 74) se continúa con el patrón expuesto anteriormente y aparece un intercambio modal que le da un rasgo más melancólico a la pieza.

La siguiente parte (c.75 en adelante) es un poco más contrastante (aunque en su comienzo igualmente melódica como en la sección anterior).   Este contraste se va a notar cuando aparece un  acorde aumentado, el cual va rasgueado (c.85) seguido de una secuencia de arpegios que lo van a conducir a un clímax hasta el c.104.   La imitación de este último tema del c.110 al 115 representa alguna dificultad técnica, por lo que entonces se puede dar cierta flexibilidad al tempo.   Del c.118 al 121 es un pequeño puente, casi de forma cadenciosa para llegar a una sección más intensa que incluye rasgueos (c.122 al 133).   En la última parte se debe producir un fade out (mismo efecto usado y explicado en el primer Huayno compuesto).

Duración de la pieza: 5.39
Guitarra: Eugenio González.

DESCARGAR MATERIAL SERGIO SAUVALLE E.

Antecedentes históricos

Técnicas de la guitarra chilena

Afinaciones especiales

Presentación | Biografía | Tonada | Huayno | Cueca | Cachimbo | Contacto